Embarazo, Tips

Semana 34

Esta semana inicio con un particular ritmo en el que todo transita de forma lenta y segura, confiada y atenta llena de aprendizajes y sorpresas.

34 SemanasParticularmente estoy mas cansada que nunca y constantemente me cuestiono si puedo continuar con las tareas que me propongo en el día. Cada mañana desde hace dos semanas me pregunto a las 6.30 am cuando abro los ojos por el sonido de los pasitos arrastrandose hacia mi cama de mi pequeño prinicipe, si es la hora para iniciar o si debo tomarlo con calma. La mayoría de las veces que decido tomar las cosas con calma, se convierte en un inicio tardio del día en el que levantar a papá también se convierte en una tarea más, ayudarlos a que esten listos para desayunar, preparar el desayuno y en algunas ocaciones que estoy inspirada hasta el lunch de papá Gi preparo… todo esto aderezado de la recogida previa de juguetes, ropa y porque no, si es necesario doblar la ropa limpia y colgar la que se debe planchar. Aun no inicia mi día “laboral” y ya estoy agotada mentalmente.

“Tomate las cosas con calma”, escucho muy seguido… “descansa” es otra palabra que resuena mucho… y lo unico en lo que puedo pensar es… y quien lava la ropa, medio limpia baños y cocina, hace compras de comida, y sobre todo… quien cumple con las responsabilidades a las que me comprometi con mis clientes…

Hoy en día la situación en el país demanda mucho mucho mucho trabajo, poca remuneración y excesivos gastos para subsistir. Estar desconcentrado no es una opción, estar distraído tampoco y estar confundido en lo que se quiere hacer ni siquiera entra en la ecuación. Tienes que hacerlo, tienes que trabajar para lograrlo y sobre todo tienes que ser positivo.

Estas 34 semanas de embarazo me saben a todas las actividades que he realizado en el año, a lo mucho que he trabajado para iniciar un proyecto personal y mantener varios sueños vivos. El peso en mi cuerpo cobra factura por ahí de las 3 de la tarde, tengo más hambre de lo habitual y en este segundo embarazo el primer síntoma de estar haciendo “mucho” son una ligeras contracciones que como calambres apuntan la atención hacia el canal de salida de Miss A. El doc con voz de sabio que más bien parece que predice lo que sucederá… nos ha adelantado la llegada de Miss A tres semanas, lo que he de confesar me tiene muy nerviosa también, pensando en lo poco y lo mucho que me falta para recibirla, además de considerar una vez más el posible parto y las expectativas de sorpresa que esto pueda traer. Mr. P ha crecido tanto en estos días, que cada vez parece más el hermano mayor amoroso y travieso que tendrá una hermana latosa que lo molestará mientras juegan, llegaron con esto en estas dos semanas, berrinches, actitudes que retan la autoridad de mamá y papá, dicen algunos artículos que es un proceso de duelo para el hermano mayor y esos retrocesos de los que cuentan las leyendas urbanas, son verdad… el quiere ser bebe otra vez, que le des el biberon mientras se recuesta en tus brazos, ser el niño chiquito… quiere más atención y a la vez quiere libertad e independencia para nutrir su curiosidad de agarrar un cuchillo o platicarte algo.

Hoy escuchaba una entrevista sobre la conciliación y este trabajo en el que nos sumergimos al llenarnos de actividades y responsabilidades. Ser mamá, trabajar y ser mujer no es cosa fácil.

Un abrazo a las mamás y grandes mujeres que me rodean y a las que están lejos también.

Save

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s